Los Ovnis y los Círculos de las Cosechas – Verdad o Mito

circulos

El registro más antiguo de un círculo en un cultivo se encuentra en Inglaterra, en un folleto publicado el 22 de agosto de 1678, con el nombre de «The Mowing-Devil» (‘el diablo segador’), que muestra a un demonio cortando un gran círculo en el cultivo. El agricultor que dio testimonio para el artículo publicado aseguró haber visto al mismo diablo segando el trigo, antes de pagar cierto salario que su segador exigía por su trabajo.

Folleto de 1678 sobre el Diablo Segador.
220px-Diablefaucheur

El fenómeno actual comenzó en el año 1976, cuando aparecieron los primeros círculos en Winchester (Reino Unido), y los medios hicieron eco de la noticia.1

Estos primeros círculos eran simples, de apenas 9 o 10 metros de diámetro, pero con el paso de los años se volvieron más complejos y numerosos. Ya en los años ochenta el fenómeno se trasladó a otros países como Alemania, Nueva Zelanda, etc.

Características

Los hay desde simples círculos de hierbas aplastadas hasta patrones complicadísimos que combinan diversas formas geométricas en vastos campos de cereal.

Los hay de escasos metros de diámetro hasta el medio kilómetro. Los llamados ‘círculos de las cosechas’ aparecieron por primera vez a mediados de los setenta en Inglaterra y trajeron de cabeza a los curiosos de todo el planeta.

La búsqueda de una explicación al extraño fenómeno disparó la imaginación y surgieron teorías fueron de lo más variadas y disparatadas.

“Algunos atribuyen la autoría de los dibujos a platillos volantes, los meteorólogos excéntricos hablan de nuevos fenómenos atmosféricos y los místicos de la Nueva Era argumentan que es la propia Tierra la que quiere así llamar la atención sobre la degradación medioambiental”, explica a RTVE.es Luis Alfonso Gámez, fundador del Círculo Escéptico y periodista especializado en investigar este tipo de sucesos.

Algunos atribuyen la autoría de los dibujos a platillos volantes
El primer dibujo apareció a mediados de los setenta. La publicación The Wiltshire Times se hizo eco del suceso. Los amantes de lo paranormal no tardaron en crear un nuevo movimiento: los cerealistas, que defienden la creencia de que los círculos de las cosechas están hechos por extrañas fuerzas de la naturaleza y extraterrestres.

Creencia que alimentó el dibujo aparecido en 2001 en un sembrado colindante al Observatorio de Chibolton en el sur de Inglaterra.

Hubo quien sugirió que esta primera señal era la respuesta a la que emitió el radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico) en 1974 hacia el cúmulo de estrellas M13 situado a 25.000 años luz y dirigida a la posible vida extraterrestre inteligente que habitara allí. La realidad nada tiene que ver con este oportunista despropósito.

Todo era una broma
En 1991, los agricultores Doug Bower y Dave Chorley, confesaron su ser los autores de los misteriosos círculos al periódico local Today. Todo era una broma ideada al salir del pub Percy Hobbs de Winchester con unas pintas de más.

Mientras paseaban hablando de ovnis, Bower recordó que en Australia en 1966 había aparecido un círculo de hierba aplastada y se había atribuido al aterrizaje de un ovni.

Decidieron hacer lo mismo en su tierra natal y esperar callados. La imaginación de los demás hizo el resto. La técnica utilizada para hacer los dibujos sobre las cosechas era sencilla y rudimentaria.

Uno de ellos se quedaba en un punto fijo del terreno con una cuerda. Al otro extremo de la cuerda estaba el compañero que con la cuerda tensa, caminaba alrededor de su compañero dibujando un círculo de plantas tumbadas.

A medida que pasaban los años, Bower y Chorley, hacían dibujos más complejos
Aplastaba el cereal con los pies, apoyándolos en un tablón que sujetaba con las manos. A medida que pasaban los años, Bower y Chorley, hacían dibujos más complejos.

“Diseñaban figuras cada vez más llamativas no sólo para superarse en su arte, sino también para crear dolores de cabeza a los cerealistas, esa peculiar tribu que recorría la campiña a la caza de dibujos”, explica Gámez.

Casos famosos desde 1990 hasta 2002

Esquema de la figura del Castillo Barbury, la cual puede ser considerada como un mapa de la zona.
Todos estos sucesos han ocurrido en el Reino Unido:

El 12 de julio de 1990 apareció un pictograma de 120 metros de longitud en un trigal en Alton Barnes, Wiltshire. La figura estaba formada por dos pares de círculos. Cada par tenía dos apéndices con forma de garra.

En el verano de 1990, en un trigal de Exton, Hampshire, apareció un círculo de 20 metros de diámetro. Las espigas estaban dobladas en espiral en sentido horario. A su alrededor había cuatro círculos “satélite” de 6 metros de diámetro, con las espigas dobladas en espiral en sentido antihorario.

El 17 de julio de 1991, un piloto de helicóptero observó un círculo rodeado por dos anillos y encerrado en un triángulo equilátero, el cual tenía un círculo en cada vértice, mientras sobrevolaba un trigal al pie del castillo Barbury, cerca de Swindon.

El 30 de julio de 1991, apareció una figura de pez cerca de Lockeridge, Wiltshire. En el siguiente mes, aparecieron otras siete figuras semejantes.

El 21 de agosto del 2001 aparecieron dos círculos en un campo contiguo al radio-telescopio de Chilbolton en Hampshire, Inglaterra. Uno de ellos era un rectángulo con el mismo código binario, pero con distinta información, que utilizó Carl Sagan para el Mensaje de Arecibo. El otro era un cuadrado con una imagen pixelada que parecía contener el rostro de un supuesto extraterrestre. Este mensaje tuvo gran impacto entre las personas que se dedicaban a estudiar al fenómeno y es conocido como Mensaje de Chilbolton.5

El 21 de agosto de 2002 apareció un círculo, con un mensaje en código binario ASCII, en la localidad de Sparsholt, Hampshire, Inglaterra. Esta impresión es conocida con el nombre de Mensaje de Sparsholt. La impresión fue hecha en un campo privado de maíz.

Vean este documental Los extraños círculos de la cosecha

Categoría: Gente y blogs
Licencia de YouTube estándar