Afirman que en los ojos de la Mona Lisa hay claves ocultas

Un investigador dijo que permitirían descubrir la modelo que posó y la fecha de la obra

Elisabetta Piqué
Corresponsal en Italia

ROMA.- En la Mona Lisa también el secreto está en sus ojos. Por lo menos, según la teoría de un investigador italiano que analizó exhaustivamente los rasgos de la mujer también conocida como La Gioconda, cuyo rostro enigmático fue pintado por Leonardo da Vinci (1452-1519) y quedó inmortalizado en uno de los cuadros más famosos del mundo.

Después de años de teorías de todo tipo sobre la obra -la más visitada del Louvre de París-, Silvano Vinceti, presidente del Comité Nacional para la Valorización de los Bienes Históricos y Culturales de Italia, afirmó que ha descubierto unas letras del alfabeto en los ojos de la Mona Lisa. Y que éstas permitirían datar el cuadro, identificar a la modelo que posó y establecer el interés de Leonardo por la religión y el misticismo.

“En el ojo derecho aparecen las iniciales LV, que significarían Leonardo da Vinci. En el ojo izquierdo, en cambio, pueden verse unos símbolos aún no perfectamente identificados, que podrían ser una letra S o alguna otra. Y sabemos que Leonardo utilizaba a menudo símbolos para comunicar algo, por lo que podemos estar seguros de que estos mensajes identificados en los ojos de la Gioconda son de él”, dijo a diversos medios este experto, que hace poco también se jactó de haber descubierto el misterio de los restos del célebre pintor Caravaggio.

Para Vinceti, la clave del célebre cuadro de Leonardo no sólo está en los ojos de la Mona Lisa, sino también en un puente que puede verse en el fondo de la pintura, donde aparece el número 72 (aunque de eso tampoco está demasiado seguro, ya que dice que también podría ser una L y un 2). Vinceti cree que el 72 aparece en la cábala, una corriente mística judía, y en el cristianismo: el “7” está lleno de asociaciones simbólicas tanto en el judaísmo como el cristianismo; por ejemplo, a la creación del mundo, y el 2 puede ser una alusión a la dualidad masculino-femenino, explicó.

El misterio de la modelo

Otro dato que surge de la investigación se refiere a la identidad de la modelo que posó para el cuadro, que proviene de la letra S que aparece en el ojo izquierdo. Según Vinceti, cuyo trabajo se basó en las imágenes escaneadas de alta definición por Lumiere Technology de París, esto podría referirse a una mujer de la dinastía gobernante de Milán, los Sforza. Leonardo vivió en esa ciudad entre 1482 y 1499 y en 1507.

Si hubo quien consideró que se trataba de un autorretrato de Da Vinci mismo, otros interpretaron que era un joven, como para subrayar la identidad homosexual del artista, que por este motivo habría guardado durante tanto tiempo la pintura.

Según documentos de la época, todo indica que la figura pintada por Leonardo entre 1503 y 1506 fue Lisa Gherardini, una aristocrática joven señora del Chianti, segunda esposa de Francesco del Giocondo. Un hombre de negocios de buen pasar que era amigo del padre de Leonardo, Piero da Vinci, un escribano muy poderoso de Florencia.

De hecho, fue el famoso pintor y escritor de arte Giorgio Vasari, el primero que, en 1550, en su famoso libro Vite , llamó “Mona Lisa” el enigmático capolavoro de Leonardo. Una obra que, a diferencia de otros retratos de la época, carece de nombre del representado y data, y una pintura sobre la cual, a partir de un famoso robo en el museo del Louvre, en 1911, comenzaron a tejerse varias versiones y leyendas.

Los símbolos descubiertos serían totalmente invisibles si no fuera por una lupa de gran potencia, y fueron hallados gracias al descubrimiento de un libro muy antiguo que hablaba de ellos. “Leonardo le atribuía un valor muy particular a La Gioconda , porque es un cuadro que el artista tuvo junto a él por mucho tiempo y que tenía un gran significado filosófico, y con el cual quería dejar un testamento que fuera más allá de la pintura”, dijo Vinceti.

No es la primera vez que el rostro de La Gioconda se coloca bajo la lupa. En 2009, dos investigadores españoles sacaron a la luz la teoría según la cual el secreto de la misteriosa sonrisa de la mujer del retrato depende de los ojos de quien observa el cuadro. Lo que para muchos es una expresión mutable, dependería de las diversas células que componen la retina y que transmiten diferentes informaciones al cerebro. Después de varios experimentos, los investigadores españoles dijeron que la sonrisa de la Mona Lisa se nota sobre todo si uno está cerca del cuadro y en especiales condiciones de luminosidad. En caso contrario, el efecto no es tal.

Pese a que Alessandro Vezzosi, director del museo dedicado a Leonardo en su pueblo natal de Vinci, se mostró escéptico sobre la nueva teoría, Vinceti está convencido.

“Quizás estemos frente a un verdadero código Da Vinci: el gran genio del Renacimiento italiano podría haberle dado a la Gioconda su último pensamiento filosófico, esotérico, religioso, teológico y profético”, dijo, entusiasmado.

2 thoughts on “Afirman que en los ojos de la Mona Lisa hay claves ocultas”

  1. Quiza la persona mas rretratada del mundo, no hayan sido desvelados todavia los secretos de su autor, a pesar de tantas hipotesis publicadas; ¿ es posible ?

Deja un comentario